1. Inicio
  2. Boletín MIDE Informa
  3. Boletín MIDE Informa – N° 12 – enero 2019
  4. MIDE Educación participa en el levantamiento de datos para la evaluación de impacto del programa Jump Math Chile en colaboración con J-PAL

MIDE Educación participa en el levantamiento de datos para la evaluación de impacto del programa Jump Math Chile en colaboración con J-PAL

Publicado en: Boletín MIDE Informa – N° 12 – enero 2019

Jump Math es un programa de origen canadiense que ha logrado gran éxito a nivel internacional por emplear un innovador método para la enseñanza de las matemáticas. En Chile está a cargo de la fundación Up Social.

El Abdul Latif Poverty Action Lab, también conocido como J-PAL, América Latina y el Caribe, es una entidad de investigación del Departamento de Economía del Massachusets Institute of Technology (MIT), especializada en la medición de impacto de programas de educación y de otros sectores, que busca mejorar la calidad de vida de los habitantes de América, entregando evidencia científica para decidir políticas públicas sobre desarrollo y pobreza. Desde inicios del año 2018, y como parte de su trabajo en Latinoamérica, está evaluando el impacto en el aprendizaje de los estudiantes que tiene la implementación del piloto JUMP Math, en 48 escuelas municipales de Santiago y Valparaíso.

Para esto, luego de la evaluación diagnóstica aplicada por J-PAL, MIDE Educación realizó el proceso de levantamiento de datos para dos instancias, la primera desde una perspectiva de seguimiento a la implementación docente de la metodología JUMP Math, a través de un proceso de observación de aula realizada en agosto de 2018 y, la segunda, una evaluación de seguimiento dirigida a los estudiantes respecto al aprendizaje de las matemáticas, realizada en noviembre del mismo año.

“La evaluación de seguimiento fue elaborada por profesionales de J-PAL y nosotros estuvimos a cargo de la logística, es decir, la selección y capacitación de los examinadores, la aplicación de instrumentos, diagramación y planificación del proceso completo. El trabajo fue muy riguroso y exigió la coordinación con 48 escuelas para agendar las sesiones de observación de aula y aplicación de las pruebas, lo que nos exigió mantener permanente contacto con los evaluadores en la región Metropolitana y de Valparaíso”, explica Camila González, jefa de proyectos de MIDE Educación.

Para llevar a cabo el proceso de observación de aula, los evaluadores fueron capacitados en una adaptación del Sistema de Observación Stallings (SOS) el cual fue diseñado para registrar medidas cuantitativas de aspectos tales como: el uso del tiempo de enseñanza por parte de los docentes, el uso de materiales por parte de ellos, las prácticas didácticas centrales y la habilidad de los docentes de mantener a los estudiantes involucrados con la clase.

A través de este método, implementado por medio de una aplicación descargable para dispositivos móviles o tabletas de sistema Android, los observadores debían reportar distintos aspectos de la clase y estrategias metodológicas del programa, registrando in situ cómo se empleaba la metodología al interior de la sala de clase, información que se aloja en una plataforma de manera inmediata.

Posteriormente, MIDE Educación coordinó la aplicación de la evaluación de seguimiento a alrededor de 4.200 estudiantes de primero y tercero básico, divididos en dos grupos: tratamiento (quienes emplearon esta metodología durante al año académico) y control (el curso de igual nivel que no usó este método).

Por último, es importante destacar que esta evaluación de impacto se extenderá por dos años, por lo que los resultados serán contrastados con los de la próxima prueba que, tal como en este proceso, deberá ser rendida al término del año académico 2019.