02 de enero, 2017. Aunque la diferencia ha disminuido, el que culturalmente se siga enseñando que solo los niños son buenos para las matemáticas provoca un círculo vicioso que no les permite a ellas obtener mejores resultados en la prueba. «Es raro que, por un lado, la ventaja de ellos en matemática sea mayor que en el resto de los países y, por el otro, que la ventaja de ellas sea menor en lenguaje», dice Jorge Manzi, director de Mide UC.

El Mercurio Jorge Manzi género enero

Menú