21 de diciembre, 2016. Para un alumno «moreno» se esperan menos años de estudio mayor desempleo y menores niveles de salario. Ser «blanco» o «moreno» no da lo mismo en las salas de clases de los colegios chilenos. Ello, porque el tono de piel marca las expectativas educativas y las calificaciones escolares de los alumnos.»Vale la pena que comencemos a hacernos preguntas incómodas respecto de cómo vivimos la vida», dice el investigador Jorge Manzi.

La Segunda

Menú