Un estudio de MIDE UC informa que el 58% de los chilenos lee comentarios posteados en las noticias online de manera frecuente. Y dentro de los encuestados, el 51,2% indica ver frecuentemente comentarios que insultan a otros usuarios, 46,6% señala ver comentarios que incluyen groserías y un 42,1% menciona comentarios que tratan de manera degradante a ciertos grupos (ej. disidencias sexuales y de género, inmigrantes, personas de distinta raza, etc.).

Con la expansión del acceso a Internet que ha ocurrido en Chile en la última década, más la cobertura casi universal de teléfonos celulares que permiten la navegación online, se podría suponer que existen las condiciones para la constitución de un espacio público comunicacional que permite la confrontación de opiniones en un diálogo democrático y plural.

Sin embargo, los foros de opinión y el debate online se encuentran frecuentemente caracterizados por un discurso descalificatorio que contraría las normas más básicas de la conducta cívica. Insultos, descalificaciones, suposición de intenciones, discursos de odio, son parte más bien común de la experiencia de los foros online en nuestro país.

El Centro de Medición, MIDE UC publicó el documento “Apuntes MIDE: Conducta incivil online y sus consecuencias en la participación política: resultados Encuesta Foco Ciudadano”. En él se presentan algunos rasgos de la comunicación online que alentarían el discurso no cívico o incivil, además de datos sobre cuán admisible es para las personas en nuestro país ese tipo de discursos, y a qué características se asocia. Para ello, se utilizan resultados provenientes de la Encuesta Foco Ciudadano que MIDE UC realiza periódicamente, en la que se interrogó a las personas acerca de su percepción sobre la frecuencia del discurso incivil y sobre cuán tolerable es. 

El sociólogo Flavio Cortés, director del área de Sociedad del Centro de Medición MIDE UC, junto con Claudia Novoa, socióloga que forma parte del área, abordan en este Apuntes MIDE el impacto que tienen los discursos descalificatorios en los foros online, que contrarían las normas más básicas de la conducta cívica y que no permiten las condiciones necesarias para la constitución de un espacio público comunicacional que permita la confrontación de opiniones en un diálogo democrático y plural.

Los autores identifican cinco componentes específicos de la incivilidad: [1] insultos, [2] vulgaridad (entendiendo como las malas palabras, garabatos, groserías), [3] acusaciones mentirosas (ataques acusando a la otra persona de deshonesta), [4] expresiones peyorativas (burlas sobre la forma en que se expresa la persona) y [5] calumnia o difamación (ataques irrespetuosos y burlones sobre una idea).

Basándose en los datos de la Encuesta Foco Ciudadano, aplicada a personas entre 18 y 69 años, residentes en los principales centros urbanos de Chile, este análisis reveló que el 58% de los chilenos lee comentarios posteados en las noticias online de manera frecuente, mientras que un 30% de los lectores de noticias online responde habitualmente a comentarios posteados de otros usuarios.

Interrogados acerca de si es común encontrar contenidos inciviles en dichos foros online, el 51,2% de los encuestados indicó ver frecuentemente comentarios que insultan a otros usuarios en la sección de comentarios de las noticias online; 46,6% señala ver comentarios que incluyen groserías y un 42,1% menciona comentarios que tratan de manera degradante a ciertos grupos (ej. disidencias sexuales y de género, inmigrantes, personas de distinta raza, etc.).

Este estudio mostró que la aceptación de los comentarios inciviles online se asocia a factores relevantes como: sexo, orientación actitudinal autoritaria y orientación política. De esta forma, tienden a aceptar más la conducta incivil los hombres, las personas con alto nivel de autoritarismo y aquellos que no manifiestan orientación política alguna. Se advierte un hallazgo, en principio paradojal, por el cual los sectores socioeconómicos más altos (que poseen mayor educación formal) aceptan más comentarios inciviles que los grupos de menor nivel socioeconómico.

Los resultados de este análisis indican que las personas efectivamente leen foros online de periódicos y que para alrededor de un quinto de las personas los comentarios peyorativos, derogatorios o insultantes son aceptables. Esta orientación puede ser explicada por características individuales como el sexo, orientación política o actitudes hacia el autoritarismo, pero también contribuye al fenómeno el espacio comunicacional digital, que en su misma arquitectura permite una comunicación directa, masiva y rápida sin que exista una función editora como era el caso de los medios de comunicación clásicos.

Estos resultados llevan a reflexionar sobre la manera en que se puede construir un espacio de debate público, valorando este tipo de espacios virtuales como garantes de la democracia deliberativa o, al menos, como una dinamización de la esfera pública a través de una mayor diversidad y volumen de discusión.

Acceda al documento: “Apuntes MIDE: Conducta incivil online y sus consecuencias en la participación política: resultados Encuesta Foco Ciudadano”.