¿Cómo puede la evaluación de competencias aportar al desarrollo de la pequeña empresa en Chile?

lunes, febrero 22, 2016
Paulina

Por Paulina Morales, jefe de proyectos Mide UC Organizaciones. Psicóloga, Universidad de Chile y diplomada en Medicina Ayurveda en School of Ayurveda and Panchakarma, India.

Según datos del Servicio de Impuestos Internos, las empresas de menor tamaño en nuestro país generan aproximadamente el 42% del total de los puestos de trabajo, pero representan solo el  15% de las ventas. Por su parte, la Tercera Encuesta Longitudinal de Empresas, realizada por el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo en el 2015, señala que las pequeñas y medianas empresas presentan un marcado problema de productividad en comparación con otros países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Si miramos los datos nivel en la región, en la imagen se muestra en dólares qué tan productivo es un país respecto a su PIB. A nivel regional, Chile es el que muestra un mejor perfil:

o

Sin embargo, al compararnos con el promedio de US$45 por hora de la OCDE, nuestro país muestra la peor productividad laboral de los 34 estados miembros de la entidad. Es decir, somos una suerte de oasis a nivel latinoamericano, pero enfrentados a las “grandes ligas”, Chile se encuentra muy atrás en la medición, lo que se evidencia, en que por ejemplo, estamos muy lejos de Estados Unidos con un producto por hora de US$67.

Estos datos dan cuenta de una problemática a nivel nacional que gira en torno a la productividad, competitividad y permanencia de las empresas de menor tamaño en el mercado. No nos debería extrañar que el 10% de las pequeñas empresas desaparezca tras el primer año de vida, y un 60% lo haga tras el décimo año, siendo la tasa de mortalidad más elevada cuanto más pequeña es la empresa.

————————————————————————————————————————————————

Liderazgo_web

En las pequeñas empresas el rol del empresario-gerente es crucial: él constituye el agente impulsor y  transformador, el motor que genera el movimiento de la empresa, quien no solo dirige las acciones productivas sino que muchas veces opera y ejecuta. En muchas pequeñas empresas el empresario es el encargado de las áreas estratégica, comercial, financiera, administrativa y de operaciones. Debido a su propia naturaleza, la división de tareas es poco frecuente en estas empresas, y a menudo, el trabajo de 5 o más personas se condensa en su labor.

————————————————————————————————————————————————

Dada la importancia a nivel productivo y laboral de las pequeñas empresas en Chile, y el rol vital que juegan los empresarios, resulta una tarea prioritaria a nivel país apoyar su labor e impulsar una mejora en su desempeño. Una alternativa podría estar dada por la evaluación y posterior maximización de sus competencias.

¿Cómo puede la medición y evaluación de competencias apoyar a los empresarios de menor tamaño?

El estudio de las competencias en pequeños empresarios es un campo que se ha ido abriendo camino de forma incipiente alrededor del mundo. El foco principal de estas investigaciones han sido las competencias directivas o de liderazgo, un aspecto sin duda relevante si consideramos que el empresario-gerente es un capitán que dirige a un grupo humano y define el destino de su empresa. Sin embargo, es consabido que una de las principales dificultades que deben sortear las pequeñas empresas es su desempeño económico y el acceso a financiamiento para sus proyectos: los resultados financieros, querámoslo o no, determinan el tiempo de vida y destino de una empresa, y las competencias financieras de quién dirige esta empresa pueden marcar la diferencia. Aun así, las competencias financieras de los pequeños empresarios no han sido suficientemente exploradas ni en la literatura ni en programas de fomento productivo hasta ahora. Si bien en Chile existen programas de capacitación en materias financieras que han buscado ayudar a los pequeños empresarios a desarrollar habilidades en el mundo de las finanzas, no muchos se enfocan en la formación por competencias y, por lo demás, aún menos evalúan el impacto y/o efectividad de estos programas a largo plazo.  Evidentemente aquí existe una brecha que las ciencias sociales y de administración deben superar, en términos de avanzar en la medición y maximización del impacto de programas de formación en competencias financieras.

Mide UC Organizaciones participó de un proyecto FONDEF en el que trabajó en conjunto con la Universidad de Chile e INACAP. El objetivo del proyecto fue medir el impacto que una capacitación en competencias financieras dirigida a los empresarios-gerentes puede provocar en el desempeño económico de la empresa tras un año de haber sido efectuada. Se trabajó con más de 120 pequeños empresarios de la Región Metropolitana, realizando una evaluación de las competencias y de su desempeño económico pre y post capacitación. Los resultados de este proyecto saldrán a la luz prontamente, pero hay un adelanto de los hallazgos en esta publicación de MidEvidencias:

https://www.mideuc.cl/wp-content/uploads/2016/MidEvidencias-N4.pdf

El fortalecimiento de las competencias financieras de los pequeños empresarios, y en general de los empresarios de menor tamaño, es un camino que podría contribuir a que las empresas desarrollen su potencial humano y productivo. Desde la medición y evaluación podemos aportar a ello, propiciando que Chile se convierta en un país más equitativo.

Referencias:

escrito en: MideUC Opina, Noticias, Noticias Organizaciones |