Investigador de MIDE UC expuso acerca de las inequidades educacionales de Latinoamérica durante conferencia realizada en Atlanta

Jueves, abril 6, 2017

En la conferencia académica sobre educación comparativa organizada por la Comparative and International Education Society (CIES), el investigador del Centro de Medición, Diego Carrasco, presentó un estudio sobre la relación existente entre el nivel económico y el desempeño académico en distintos países de Latinoamérica, a partir de los resultados de TERCE.

Entre el 5 y el 9 de marzo, se realizó en Atlanta, EE.UU., la conferencia “Problematización (Des) Igualdad: La promesa de la educación comparada e internacional” organizada por la Comparative and International Education Society (CIES). En la instancia, que reunió los trabajos de distintos académicos alrededor del mundo, Diego Carrasco, investigador del Centro de Medición, presentó el estudio “Acumulación de desventajas socioeconómicas para el aprendizaje en América Latina”, del cual es coautor junto a otros investigadores de la UC.

En su presentación, Diego Carrasco abordó la inequidad en la región, tomando en consideración la relación entre el nivel socioeconómico de los estudiantes, las escuelas y los países, y el desempeño académico a partir de los resultados del Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo (TERCE). En esta medición a gran escala, fueron evaluados más de 57.000 estudiantes de 15 países de Latinoamérica de tercer y sexto grado, en distintas áreas disciplinarias como lectura, escritura, matemáticas y ciencias naturales.

A partir de estos resultados, el investigador de MIDE UC analizó tres efectos que se espera que influyan en los estudiantes de cada país. Primero, el single jeopardy, considera las diferencias poblacionales entre el nivel socioeconómico y el desempeño del estudiante. Luego, el double jeopardy, compara además el nivel económico de la escuela. Finalmente, el tripple jeopardy, integra el nivel socioeconómico de cada país.

“Encontramos que estos efectos son los suficientemente grandes, ya que no da lo mismo venir de una familia de bajos ingresos, ir a una escuela con más estudiantes con la misma situación socioeconómica, y adicionalmente, vivir en uno u otro país. Por ejemplo, la diferencia relativa entre escuelas por nivel soeconómco, en 6to grado, es mucho mayor en Perú y Brasil, que en otros países como Panamá, Ecuador y Paraguay, por nombrar algunos. Esto quiere decir, que en terminos relativos, en Perú y Brasil hay diferencias más grandes entre las escuelas relacionadas al nivel socioeconómico que en otros países”, indica Diego Carrasco a propósito de su exposición.

Asimismo, asegura que “al existir estas diferencias en la región vale la pena preguntarse cuál es la fuente de esta desigualdad académica ¿Es por el ingreso de las familias, la escolaridad de los padres, tendrá que ver con sus profesores? A pesar de que no sepamos qué explica estas diferencias, éstas son indicativas de la inequidad general observada entre países”.

En materia de políticas públicas, el investigador comentó que “si existen grandes diferencias asociadas al nivel socioeconómico de las escuelas, significa que probablemente existen desigualdades entre las escuelas y en cómo los estudiantes se distribuyen en ellas. Eso es relevante, porque estas diferencias entre escuelas son adicionales a las observadas entre los escolares, es decir, están por sobre el nivel socioeconómico de las familias. Esto hace sospechar que estas brechas se producen por cómo se ordenan factores externos a los estudiantes”.

La presentación de Diego Carrasco estuvo basada en una investigación que realizó en coautoría con Ernesto Treviño, director de Centre UC; Cristóbal Villalobos y Consuelo Béjares, ambos investigadores de CEPPE-UC.

escrito en: Noticias |