¿Cuál es el futuro de la gestión del talento? | Congreso Mundial de RRHH 2016

Jueves, noviembre 3, 2016

Por Felipe Zapata, director de MIDE Organizaciones. Psicólogo organizacional y máster en Dirección Estratégica de Recursos Humanos y Comportamiento Organizacional de la Universidad Católica.

“Conectando gente, conectando el mundo” fue el eslogan del Congreso Mundial de Recursos Humanos 2016, que se llevó a cabo en octubre en Estambul, Turquía. El evento se centró en la exposición de prácticas novedosas en gestión de personas y los desafíos futuros para las empresas, y además, se compartieron experiencias prácticas de cómo Recursos Humanos se ha posicionado como socio estratégico del negocio, más allá de su rol clásico de fomentar el bienestar de los colaboradores. JpegLa irrupción de la tecnología móvil en las empresas, la preocupación de cómo motivar a las nuevas generaciones y los desafíos en reducción de costos, han forzado a los profesionales de Recursos Humanos a ser más creativos y proactivos en las nuevas formas de trabajar para y por las personas. Alineando de mejor forma lo que los trabajadores buscan dentro de la organización, con el logro de una mayor eficiencia organizacional.

Un tema que emergió con fuerza durante el Congreso, es la falta de resultados esperados en la gestión del talento, debido a que las empresas siguen funcionando con paradigmas clásicos y a que sus equipos se centran más en la ejecución de tareas que en ser pioneros. Especial atención provocó la charla “Si es que la gestión del talento funciona, ¿cómo es que personas equivocadas llegan a los cargos más altos?”, de David Clutterbuk, profesor visitante de Sheffield Hallam & Oxford Brookes Universities. Este expositor plantea que actualmente existe un pensamiento de desarrollo lineal dentro de las organizaciones, es decir, avanzan de abajo hacia arriba. Las empresas del futuro requerirán administrar un escenario mucho más complejo, donde se deben encontrar formas ágiles de alinear las aspiraciones de las personas con los objetivos de las organizaciones. Clutterbuk, se refiere a cuatro aspectos clave para dar un giro a la gestión del talento e invita a los profesionales de Recursos Humanos a promoverlos dentro de la organización:

  1. Responsabilizar a cada persona sobre avanzar en su carrera, cada uno es el protagonista de su propio desarrollo.
  2. Los trabajadores y sus jefaturas deben mantener un diálogo continuo, no solo a nivel de ascensos sino que también en términos de aprendizaje.
  3. Conectar el desarrollo de talento con los diversos subsistemas de Recursos Humanos y con el modelo de liderazgo de la organización. La gestión del talento debe estar al servicio de las expectativas sobre cómo se espera que sean los futuros líderes en el mediano y largo plazo.
  4. Fomentar las experiencias de aprendizaje informal en el trabajo. Evaluar cómo en estas instancias surgen liderazgos emergentes que a futuro podrían tener un amplio desarrollo en la carrera estos trabajadores.

Es hora de dejar de pensar en los ascensos lineales al interior de las empresas y fomentar el aprendizaje continuo y horizontal. Las empresas del futuro necesitan trabajadores que aprendan a aprender, sean flexibles y capaces de formarse para un futuro laboral que será muy diferente al de hoy.

En el contexto de este Congreso Mundial de Recursos Humanos, fue fascinante conocer prácticas de trabajo de una ciudad ubicada entre Europa y Asia, donde la diversidad es algo común, natural y de mucho valor para las empresas y sus colaboradores. En las organizaciones chilenas debemos aprender de esta experiencia, ya que tenemos un tema pendiente en el ámbito de Recursos Humanos, y en parte, como sociedad.

 

escrito en: MideUC Opina, Noticias, Noticias Organizaciones |